Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
El Radicalismo no tiene liderazgo

Sergio Varisco asegura que “no voy a ser candidato pero estamos trabajando para tener uno”

Sergio Varisco, ex intendente de la ciudad de Paraná dialogó con Radio La Voz sobre distintos temas que lo atañen en la actualidad.

"Bien, con las prescripciones médicas, es decir tomar los medicamentos necesarios y cuidarme en las comidas no es ningún misterio; esto es así para cualquier paciente que ha tenido operaciones coronarias. Cada tanto la cuestión de hematología que es el control de la sangre por la coagulación y los exámenes respiratorios y cardíacos que cada tanto tengo que hacerme" contó.

Causa judicial

"Con la pandemia se frenó todo pero obviamente que yo y mis abogados hemos apelado a casación en Buenos Aires y esperando la reapertura de Tribunales para tener la audiencia necesaria para exponer nuestro caso" sostuvo Varisco.

“Mi Defensa”

"Queda feo hablar de uno mismo pero soy un hombre que desde lo intelectual siempre me ha interesado el estudio, el análisis, el diálogo. En la idea es algo más extenso, esta primer parte es el tema más escabroso que es el tema de la causa judicial pero también la idea es evitar la cuestión ideológica del radicalismo, especialmente aquellas cosas que la gente no maneja o por lo menos no es lo que se pregona; lo mismo para la historia Argentina y entrerriana. La recuperación de la democracia en la ciudad de Paraná porque es algo que yo viví y fui testigo, desde antes de Malvinas cómo fueron los movimientos y las estrategias para poder reivindicar la democracia durante la dictadura y por último mi visión de la ciudad. Pero ya pude editar la primer parte y creo que va a ser algo mucho más extenso, creo que va a quintuplicar este material."

El radicalismo

"La idea mía tiene que ver mucho con el legado histórico por decirle, el radicalismo en su origen genealógicamente es la agrupación del viejo movimiento federal, y esto se ve en los apellidos de gente que proviene del urquizismo, de Chacho Peñaloza, de Rosas, de Felipe Varela y muchos caudillos que ante la desaparición del Partido Federal después de la retirada de Urquiza, el radicalismo reagrupa esas fuerzas. Ir describiendo esas cosas y llegar a la etapa actual donde vemos un radicalismo sin conducción que fue licuándose."

Agregó que "y si bien hay una cuestión positiva que no ha perdido su gente, sí ha mermado el ingreso de nuevas generaciones y que tiene más pasado que futuro; necesitamos una propuesta mirando al futuro. Las utopías que planteamos desde que nacimos hasta el 83 de alguna manera se fueron cumpliendo, como fueron nuestras políticas de DDHH, como el fue el tema de la red universitaria, como lo es el tema de la República con todos los defectos que tiene el radicalismo, tuvo un flexo ideológico que pudo imponer en el gobierno y creo que ahora vienen nuevas propuestas y utopías.

El radicalismo debe ser centro de un amplio espectro opositor, con sentido constructivo. Lo que ustedes y yo hemos pasado en estos más de 30 años de democracia, hay algunas situaciones que no queremos repetir como fueron los períodos hiperinflacionarios de Alfonsín o de Menem, o el derrumbe de la convertibilidad en la época de De la Rúa, mismo la última etapa del gobierno de Cristina Kirchner; fueron hitos que realmente sacudieron al país por eso queremos que a Alberto Fernández le vaya bien más allá de cualquier consideración.

Esto no significa no plantear la diferencia, el radicalismo debe ser eje y alternativa al actual gobierno."

Continuar la alianza con el PRO o no

"No, todas las corrientes del pensamiento. Creo que más allá de sus buenas intensiones es un gobierno nacional con problemas que, con honestidad intelectual, le son ajenos pero que estamos viendo. Se habla de tres crisis, no es un invento mío; el de la pandemia, el de la economía que afecta como nunca en la historia del país, ni siquiera en la crisis del 29 que vino de NY que llenó al país de desocupación y hambre, hoy vivimos una crisis mayor. Y también la seguridad, que es algo que se está empezando a notar en muchas regiones del país.

Es inevitable que haya gente con la que yo me comunique personalmente y en tiempos de flexibilización de la pandemia me saluden pero eso no significa que yo esté en carrera. Yo muchas veces en mi vida he apoyado otras expresiones y con mucha fuerza, por supuesto primero tengo este tema judicial."

"Se los sintetizo a lo que yo escribí en estas primeras páginas del libro que tienen que ver con que se me investigó durante varios años y no hay ninguna comunicación ni whatsapp ni mensaje de texto ni mensaje de texto ni nada mío con el grupo que distribuía estupefacientes. A punto tal que el tribunal para justificarse dice que yo actué a través de otras personas, en este caso de Hernández y de Bordeira que son inocentes.

En segundo lugar a mí se me acusó de muchas cosas, que el peculado, que el financiamiento, se habló incluso que yo consumía estupefacientes y se demostró a través del exámen toxicológico que le hace la justicia a uno que yo nunca consumí ningún tipo de droga. Y luego queda finalmente la acusación de financiamiento, lo cual era un total desatino porque supuestamente a un político lo financian no financia; entonces con respecto a esto no había nada y fui absuelto. Y me terminan condenando por el delito de comercialización que no estaba en las acusaciones del fiscal que es quien tiene la obligación de acusarme. En este sentido la comercialización de estupefacientes es un delito que no me pude defender y ahí está lo que los abogados hablan de la ‘violación al principio de congruencia’, uno no puede ser condenado de algo que previamente no fue acusado.

En tercer lugar, se me condena por un papel encontrado en la casa de una señora que era procesada y está condenada, papel que no significa prueba alguna. Porque yo podría tener un papel en mi casa de que usted compra dos kilos de droga y esto no significa una prueba, aparte tampoco sirve como testigo lo declarado por esa señora que no declaró en el juicio sino en la primera parte de indagatoria. Porque quien está acusado no puede ser testigo, no puede declarar en su contra y no puede declarar bajo ley decir solamente la verdad; es decir para ser testigo en una causa uno debe ser una persona ajena, por nombrar tres flagrancias muy gruesas y sintetizar los argumentos de mi defensa" analizó Varisco.

Elecciones en el radicalismo

"No tengo nombres a nivel nacional ni tampoco lo voy a hacer a nivel provincial y local pero sí creo que es necesaria una profunda renovación de esos nombres, que tienen que surgir de las listas que las 24 provincias propongan el año que viene como candidatos a Diputados Nacionales. No tenemos liderazgo, como muchos partidos no tienen liderazgo fuerte pero lo que no puede faltar es tener una conducción; lo que uno aspira viéndolo desde afuera es que exista una nueva conducción a nivel nacional muy distinta a la actual.

Por ejemplo los dichos del presidente del Comité Nacional de que Mendoza se separaría del país es de una ignorancia absoluta, no saber lo que le costó a nuestro país en 200 años constituir una gran unión nacional. Me parece que necesitamos una verdadera renovación y esto va a venir por ideas no por declaraciones.

La postura de Alfonsin se justifica en la medida que sea una colaboración a la patria, ahora esto lo pone en merma y lo debería poner en rol de opositor que Ricardo Alfonsín debe tener."

Gestión actual

"No voy a convertirme de la noche a la mañana en opinar de la gestión ni liderar nada por el estilo, corresponde defender las cosas que uno hizo con convicción. En el caso de todo lo que se habló de los empleados, en cuatro años la nómina de los empleados aumentó solo 350 personas que no es nada la cantidad de obras y servicios que nosotros reincorporamos y que nuestra gestión de hace mucho tiempo se negó a la privatización del menemismo.

En segundo lugar decir que lo que se habla sobre la deuda, se puede dividir en flotante –la de todos los días- de 180 millones de pesos, la consolidada que está pautada en cuotas y que nosotros siempre pagamos en cuotas y el gobierno no puede ser ajeno a esto. Una es la deuda del banco Municipal que quebró en el año 95 y que se sigue pagando, otra deuda es una iniciativa del gobierno provincial que se llamaba ‘Mi ciudad Led’. Y la otra deuda consolidada es cuando la provincia tomó 500 millones de dólares de deuda que coparticipó como crédito, que todos los municipios tomaron" remarcó.

Fuente: RADIO LA VOZ 901
El Radicalismo no tiene liderazgo

Teclas de acceso