Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
El LOCAL DE CALLE ALMAFUERTE 1.330

Subastarán un inmueble perteneciente a la firma Bazar El Entrerriano

Bazar El Entrerriano, el gigante que se vino abajo y dejó cientos de familias en la calle, está en proceso de remate. Según confirmó el martillero asignado al proceso, José Luis Juré, el inmueble de calle Almafuerte 1.330 de Paraná será subastado, sin base, al contado en efectivo y al mejor postor.

El acto tendrá una duración de cinco días hábiles, a cargo del martillero José Luis Juré (Matrícula 837). Se iniciará el 27 de junio a las 7 y finalizará el 1 de julio a las 11, según se adelantó en una resolución publicada en el Boletín Oficial de la provincia.

La subasta del inmueble que tiene unos 400 m2, se producirá en el marco del expediente “Banco Hipotecario S.A. c/Bazar El Entrerriano S.A. s/Ejecución hipotecaria s/concurso especial”. El proceso se lleva adelante en el Juzgado de Primera Instancia Civil y Comercial N° 9, a cargo de Ángel Luis Moia.

Virtual

La subasta será de modo virtual, a través del Portal de Subastas Judiciales Electrónicas, del Poder Judicial de Entre Ríos. Para presentarse, los postores deben registrarse como tales en el portal, conforme la normativa, debiendo contar con los elementos y condiciones técnicas necesarias.

El proceso de remate iniciará sin base, al mejor postor. Pero se fijará un monto incremental de 1 millón de pesos hasta llegar al valor de 15 millones de pesos. Luego, el monto incremental será de 500 mil pesos hasta alcanzar la cantidad de 25 millones de pesos. A partir de ese último importe, el monto incremental será de 200 mil pesos en cada oferta.

Mejor postor

Quien resulte mejor postor será notificado en su panel de usuario del portal y en el correo electrónico. Además, el tribunal agregará al expediente la constancia del resultado del remate.

Primero se efectivizará el pago de una seña del 10% del precio, una comisión al martillero del 4% del precio de la subasta más Impuesto al Valor Agregado (IVA), y otros impuestos como sellos y uso del sistema. Hay un plazo de dos días hábiles desde finalizado el remate para concretarlo.

El inmueble será entregado en las condiciones que se encuentra y no se admitirán reclamos. Los interesados podrán visitarlo el 22, 23 y 24 de junio, de 14 a 16.

Desbarranco

Bazar El Entrerriano fue un emblema en la provincia. Contó con decenas de sucursales distribuidas en las ciudades más importantes. De los locales comerciales llegaron a depender unas 160 familias que siguen sin cobrar sus indemnizaciones.

La cadena se instaló en la provincia hace casi 100 años, a cargo de León Botón, con la intención de ampliar el mercado de ramos generales y se expandió con el tiempo. A principios de la década del 70 y con la incorporación de nuevos inversores, el comercio se modernizó y amplió. En 1993 se abrió la primera sucursal y en toda la provincia se llegó a contar con 12 en total.

Pero desde 2019 en adelante, el proceso fue inverso. Comenzaron los problemas financieros y los locales fueron cerrando de a uno. “Las familias aún no han visto un peso de sus indemnizaciones”, dijo a este medio el secretario General del Sindicato de Comercio, Daniel Ruberto.

Un precedente sobre el cálculo de indemnizaciones se dio con la sentencia del juez Civil y Comercial N° de Chajarí, José Manuel Lena, que hace poco más de un año hizo lugar a la demanda promovida por siete trabajadores despedidos de la sucursal de esa ciudad en 2019, y condenó a la firma al pago de una millonaria indemnización. La cancelación de los montos a cada uno de los demandantes se resolvió mediante el embargo sobre la mercadería existente en los locales.

En ese proceso judicial, los empleados contaron que no recibieron ninguna propuesta de indemnización y ni siquiera telegramas de despido de parte de la empresa.

El juez que dictó la sentencia, sostuvo en esa instancia que la empresa mantuvo “el más absoluto silencio” hasta que contestó la demanda de los trabajadores y pretendió justificar “recién allí la ruptura del vínculo”.

Concurso preventivo de acreedores y quiebra

La Justicia Civil de Paraná, terminó decretando la quiebra de Bazar El Entrerriano en abril del año pasado. Lo decidió el juez Ángel Luis Moia. En su resolución, el magistrado advirtió a quienes se consideren con derecho para presentar el pedido de verificación de créditos ante la sindicatura.

En el fallo que se dio a conocer por parte de la Justicia, se notificó la quiebra de la firma que tenía domicilio legal en calle Gualeguaychú 42 de la capital entrerriana.

La empresa fallida tenía sucursales en varias ciudades. incluso en la ciudad de Santa Fe. Pero principalmente estaba desarrollada en territorio entrerriano, con locales en la capital provincial (dos puntos en Avenida Almafuerte, un depósito en calle Italia y dos locales en calle Gualeguaychú). También había comercios en Concordia, Concepción del Uruguay, La Paz, Gualeguaychú, Viale, Chajarí, Gualeguaychú y Crespo.

Cuando Moia inhibió los bienes de la empresa, también prohibió la salida del país de los integrantes del Directorio.

Fuente: DIARIO UNO ENTRE RIOS
El LOCAL DE CALLE ALMAFUERTE 1.330

Teclas de acceso