Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
EN UN CLÁSICO DE FÚTBOL

Tragedia en Indonesia: centenares de fallecidos y heridos en una batalla campal

Los acontecimientos se produjeron en el Kanjuruhan Stadium una vez concluido el partido.

Más de un centenar de muertos tras unos disturbios en un partido de fútbol en Indonesia. Una avalancha de hinchas en un estadio de Java degenera en una de los peores tragedias durante una competición de este deporte.

Una espiral de violencia descontrolada ha sumido en el horror el fútbol en la isla indonesia de Java. Los disturbios desencadenados en el estadio del Arema FC después de que sus hinchas invadiesen el campo degeneraron en una avalancha en las puertas de salida que ha causado la muerte de más de un centenar de personas. Tras cruzar los datos de los hospitales de la zona, el último balance de las autoridades de Java Oriental cifra los fallecidos en 125, tras revisar a la baja los 174 que habían contabilizado horas antes. Además, hay decenas de heridos. La mayoría de los fallecimientos se produjeron tras una estampida de los hinchas, que trataban de huir de la policía, después de haber invadido el campo; las aglomeraciones han obstruido la salida, provocando la muerte por asfixia y aplastamiento, de acuerdo con las autoridades. Se trata de una de las peores tragedias de la historia del deporte, que evoca episodios trágicos como los del estadio de Heysel (Bruselas) en 1985 o el del Estadio Nacional de Perú, en 1964.

El tumulto comenzó con el pitido final del encuentro entre el Arema FC y el Persebaya Surabaya en el estadio Kanjuruhan, en Java Oriental. Tras la derrota por 2-3 del equipo local —la primera vez que caía ante su archirrival en más de dos décadas, según AFP— cerca de 3.000 seguidores del Arema FC invadieron el campo y los agentes trataron de dispersar a los aficionados con cargas y lo que parecen gases lacrimógenos.

Un testigo ocular citado por BBC ha asegurado que las fuerzas de seguridad dispararon varias rondas de gas lacrimógeno de forma “rápida y continuada” después de que la situación se volviera “tensa”. Las normas de la FIFA, la institución que aglutina a todas las federaciones del fútbol mundial, prohíben expresamente el uso de “gas de control de multitudes” (gas lacrimógeno) para mantener el orden público en los estadios.

“Este es un día oscuro para todos los implicados en el fútbol y una tragedia incomprensible”, ha lamentado Gianni Infantino, presidente de la FIFA, en un comunicado emitido este domingo. “Extiendo mis más profundas condolencias a las familias y amigos de las víctimas que perdieron la vida tras este trágico incidente".

Tres posibles causas de la tragedia

Las autoridades indonesias van a investigar las causas de lo acontecido. Hay tres versiones.

La primera, achaca la tragedia a la actuación de la policía, la cual irrumpió en el césped haciendo uso de porras y gases lacrimógenos. La segunda, a un hacinamiento del estadio. Cabían 38.000 personas y había más de 42.000. La tercera, a deficiencias en la seguridad. Estos errores en el protocolo retrasaron la llegada de las asistencias médicas.

Todo ello está ahora bajo investigación de las autoridades competentes. De momento, el saldo es de 174 muertos y 180 heridos en la que es la tragedia más grave en el mundo del deporte en los últimos 50 años, solo superada por los 384 fallecidos en 1964 en un partido entre Perú y Argentina disputado en Lima.

El presidente de Indonesia pide que se detenga la liga

Joko Widodo, presiente de Indonesia, ha lamentado los hechos y ha pedido que se pare la competición de forma temporal. Mientras tanto, se llevará acabo una investigación sobre lo sucedido.

"Expreso mis profundas condolencias por la muerte de 174 de nuestros hermanos y hermanas en la tragedia del fútbol en Kanjuruhan. También he ordenado a la Menpora, al Jefe de la Policía Nacional y al presidente de la PSSI que realicen una evaluación exhaustiva de la realización de los partidos de fútbol y también de los procedimientos de seguridad para su organización. Específicamente al Jefe de la Policía, le pido que investigue y profundice en este caso. Por ello, ordeno detener temporalmente la liga de fútbol hasta que se lleve a cabo la evaluación y la mejora de los procedimientos de seguridad. Lamento esta tragedia y espero que sea la última tragedia del fútbol en el país. No debe haber más tragedias humanas como ésta en el futuro", fueron sus palabras.

Fuente: MARCA
EN UN CLÁSICO DE FÚTBOL

Teclas de acceso