Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
Camino de ida.....y vuelta

TRIBULACIONES DE UN TONTO QUE SE CREYÓ REY

La marcha de la “bronca” del ascenso, auge y caída de quien, como todo populista, solo ve a la democracia como simple mecanismo de llegar al poder. (JOSÉ M. HERRERA)

El populismo político no tiene “senderos”, los “construye” según convenga en la carrera por el poder. Puede ser de izquierda, puede ser de derecha, no importa, lo verdaderamente importante es llegar. En ese trayecto, generalmente explosivo por la rapidez de su crecimiento, se debe medir el tiempo, el maldito tiempo que pone todo en su lugar.

Milei, esa parodia de la derecha a ultranza, se montó sobre la bronca de centenares de miles de desplazados por las políticas de autodestrucción tradicional, sin medir que la sociedad, una vez más, a veces acompaña a quien sirve de herramienta para sacar a los causantes de sus males presentes. Pueden preguntarle a CFK o Macri sobre el tema.

Milei creyó que pregonando incendios devastadores del estado en “terapia intensiva”, lo catapultaban al nivel de dios-rey. Nada de lo que dijera podía ser debatido sin chocar con su ira de “pensador económico” de lo irracional.

El precepto “casta” con el que arrinconaba a los mediocres políticos existentes, era un camino de ida…. y vuelta, los realmente postergados nunca dejaron de verlo como ese bicho raro alimentado al calor de los verdaderos canibales de la economía argentina.

Es así en que el relampagueante “fenómeno” fue solo brisa en la piedra, porque para quebrarla, hace falta millones de gotas en forma permanente. Milei es apenas un ráfaga de ventisca que la termina engordando al depositar más arena sobre la piedra ya consolidada.

Milei, al no verse como populista, no entiende sus tiempos, al lanzar un año y medio antes una casi delirante candidatura presidencial, perdió lo más valioso de un populista, el manejo del tiempo. Quienes surgieron y llegaron al poder por esta vía, son aquellos casi desconocidos que emergen poco tiempo antes de las elecciones, de esta manera, cuando se empieza a escucharlos y verlos actuar, ya es tarde, ya llegaron. No es el caso de Milei, es como aquel amigo al que le decíamos “pepe fogonazo” porque sonreía cuando una cámara se encendía.

Milei, a un año y medio de una elección, ya quemó todos sus cartuchos, ya transparentó y mostró en su peor versión, lo que es, lo que quiere y lo que busca, ahora está como aquel rey, desnudo… y a los gritos para colmo.

La caída de precipicio en las encuestas, tiene varias causantes, rayanas en el manual de la estupidez política:

Primero, quedó en evidencia por haber utilizado un pasaje aéreo gratuito para participar de un acto público en Mendoza. Si bien la mayoría de los legisladores nacionales se vale de ese privilegio y rara vez alguien se escandaliza, su uso por Milei puso de manifiesto una aparente contradicción en quien dice luchar contra los beneficios de la casta política.

Después, se pronunció en favor de la “libre portación de armas” en la Argentina, inmediatamente de producida la matanza de Texas que conmovió al mundo por la muerte de 19 niños y dos maestras de una escuela primaria.

Más tarde, dijo estar de acuerdo con la posibilidad de que cualquier persona comercializara sus órganos.

Su cuarto error no forzado fue su demanda judicial contra cinco conocidos periodistas por entender que afectaron su honor al cuestionar declaraciones suyas en las que sugirió que los libertarios “son superiores moralmente y estéticamente”. Con distintos tonos, los hombres y mujeres de prensa demandados por Milei opinaron que aquellas afirmaciones estaban emparentadas con el fascismo y el hitlerismo. Como en ocasiones anteriores, el actual diputado nacional terminó demostrando una escasa tolerancia hacia los cuestionamientos directos que choca con los principios del liberalismo que asegura defender.

Los sondeos que marcan su agenda fueron concluyentes después del dislate de frases huecas: Según un estudio de Raúl Aragón & Asociados, realizado entre 1803 personas entre el 9 y el 12 de junio en el orden nacional, el 68,9% de los consultados dijo no estar de acuerdo con la libre portación de armas, impulsada por Milei, y apenas el 9,8% se mostró de acuerdo. En cuanto a sus dichos sobre el comercio de órganos, el 85,9% se pronunció en contra y solo el 7,2%, a favor.

Paralelamente, las encuestadoras que midieron la imagen de Milei también exhibieron resultados desalentadores para el dirigente anarcocapitalista. Para Aragón, su imagen positiva pasó del 51,6% hacia el 17 de mayo al 42,1% el 11 del presente mes, en tanto que su imagen negativa creció del 41,8% al 50,3% en el mismo lapso. De acuerdo con otro estudio, realizado por Zurban Córdoba, para fines de mayo, su percepción positiva había pasado en un mes del 47,7% al 41,2% y la negativa, del 40,3% al 51,4%. Para la consultora de Ricardo Rouvier, entre mayo y junio, Milei vio caer su imagen positiva del 43,2% al 40,6% y vio subir su imagen negativa del 33,8% al 43,4%.

CB Consultora, por su lado, sumó otro dato desfavorable para el candidato presidencial del liberalismo: en lo que va de junio, su imagen solo mejoró en cuatro distritos (Corrientes, Misiones, San Juan y Tucumán), mientras empeoró en las restantes provincias del país, incluida la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Sin embargo, el actual diputado nacional mantuvo un diferencial favorable entre imagen positiva y negativa en 20 distritos del país.

Respecto de la intención de voto de Milei, de acuerdo con la encuesta de Aragón, descendió del 18,3% a mediados de mayo hasta el 13,1% el último fin de semana.

Por si esto fuera poco, después del acto público que lideró en Gerli, localidad del partido bonaerense de Avellaneda, en lo que fue su bautismo en el conurbano, con una cantidad de asistentes que no llegó a las 2000 personas y resultó muy inferior a la esperada –en abril había reunido a unas 10 mil en Mendoza.

Milei en realidad, al igual que el kirchnerismo, no entiende la democracia como un sistema de vida, como forma y fondo de comportamiento de una sociedad. Solo entiende a la democracia como aquella excusa que le puede permitir llegar al poder.

Milei en definitiva, es uno más de aquellos con una línea de pensamiento que apuntan a más de lo mismo y lo peor de lo mismo, en donde tan bien los describía el gran CHARLY GARCÍA en una canción que es màs una pintura detallista de oscuros perssonajes con olor a rancio.

TRIBULACIONES, LAMENTO Y OCASO DE UN TONTO REY IMAGINARIO O NO

Yo era el rey

De este lugar

Vivía en la cima

De la colina

Desde el Palacio

Se veía el mar

Y en el jardín

La Corte reía

Teníamos sol

Vino a granel

Y así pasábamos los días

Tomando el té

Riéndonos al fin

¿Por qué murió

La gente mía?

Yo era el rey

De este lugar

Aunque muy bien

No lo conocía

Y me habían dicho

Que atrás del mar

El pueblo entero

Pedía comida

No los oí

¡Qué vil razón!

Les molestaba su barriga

Yo era el rey

Así lo dijo Dios

Yo era el amor

La luz divina

Yo era el rey

De este lugar

Hasta que un día

Llegaron ellos

Gente brutal

Sin corazón

Que destruyó

El mundo nuestro

¡Revolución!

¡Revolución!

Cantaban las furiosas bestias

La Corte al fin

Fue muerta sin piedad

Y mi mansión

Hoy es ceniza

¡Libertad!

¡Libertad!

Yo era el rey

De este lugar

Tenía cien capas

De seda fina

Y estoy desnudo

Si quieren verme

Bailando a través de las colinas

Bailando a través de las colinas

¡Bailando a través de las colinas! (¡Libertad!)

¡Bailando a través de las colinas! (¡Libertad!)

¡Bailando a través de las colinas! (¡Libertad!)

¡Bailando a través de las colinas! (¡Libertad!)

¡Bailando a través de las colinas! (¡Libertad!)

Fuente: concordia7.com
Camino de ida.....y vuelta

Teclas de acceso