Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
Coronavirus

Velázquez:"Las medidas tienen que ser transitorias ante una pandemia tan larga"

La ministra de Salud, Sonia Velázquez, describió las características de la segunda ola de coronavirus y afirmó que las recomendaciones del COES no son en forma individual, sino que tienen que ver con “una lección aprendida de que las medidas tienen que ser transitorias, ante una pandemia tan larga.

“Estamos en una situación compleja por las características que ha tenido la alta virulencia del coronavirus en esta última semana", aseguró la ministra e hizo notar que se llevan "casi cuatro semanas de un crecimiento sostenido del virus, lo cual nos ha complicado y ha puesto en tensión la situación sanitaria en lo que tiene que ver con la ocupación de camas de servicios críticos. Esta situación compleja hace que casi todos los departamento de la provincia hayan sido clasificados como de alto riesgo epidemiológico y sanitario", apuntó.

Si bien indicó que estaba prevista que esta escalada de casos iba a suceder, "no lo esperábamos tan temprano, sino un poco más adelante, con la llegada de la campaña de invierno ya que los virus respiratorios normalmente comienzan a partir de mayo. No obstante ello tuvimos un pico importante a fines de diciembre y principios de enero, cuando hubo una alta transmisión viral que atribuimos a la movilidad social ocurrida por las fiestas y despedidas de año".

Sin embargo, advirtió que "ese fue un pico característico, porque fue alto pero tuvo un descenso inmediato, lo que no está sucediendo en este momento. A eso nosotros lo atribuimos a que hubo muchas personas que viajaron al exterior y trajeron otras variantes que poseen comportamientos distintivos a la hora de la clasificación clínica y el comportamiento de los pacientes en los servicios críticos”.

"La otra característica fue el incremento de la hospitalización y defunciones de personas menores de 60 años”, agregó.

Hizo notar que "el año pasado nos preparamos con una situación de ASPO en su momento muy fuerte, que originó que planificáramos todo el sistema de salud esperando la primera ola y para recepcionar pacientes Covid. En esta instancia nos encontró atendiendo las otras patologías necesarias, porque después de un año se han presentado situaciones para la atención de lo episódico, los ingresos de politraumas y demás. Por lo tanto nos encontró a los servicios reprogramados, atendiendo las otras patologías prevalentes no Covid".

Para graficar, mencionó que "al 28 de marzo teníamos ocupados el 53 por ciento de las camas de UTI disponibles, con 20 pacientes con diagnóstico Covid; un mes después la ocupación cama UTI se fue a 75 y los pacientes registrado con Covid ya se habían multiplicado por cinco y habían ascendido a 100 y en aumento”.

Medidas

En cuanto a las flexibilizaciones y a las medidas que se han venido tomando, dijo que son las que “han hecho todos los países del mundo y son necesarias en tanto y en cuanto no se pueda alcanzar la detención del virus con una de las herramientas que estamos llevando adelante, que es la vacunación".

"Si bien el ritmo no es el esperado en función de la cantidad de dosis que van ingresando, vamos poniendo mucho esfuerzo para poder inocular a la mayor cantidad de personas en el menor tiempo posible", advirtió.

Hizo notar que "comenzamos a inocular a fines de diciembre y eso nos permitió a nosotros poder proteger a los trabajadores de salud y a un grupo muy especial que fueron los adultos mayores institucionalizados en residencias de larga estadía, que fueron las personas que estuvieron primero internadas el año pasado. En esta instancia, no hemos tenido casos característicos que se hayan presentado de hospitalización en este grupo de edad; eso lo atribuimos al valor de la vacuna, que si bien no evita contagiarse ni ser contagiante, sí disminuye la criticidad en la hospitalización de las personas".

Ratificó que volverán las clases la semana próxima de manera presencial: "Esto no es una postura individual ni del equipo del COES, sino que cuando se elevó al gobernador la propuesta de la aplicación de nuevas medidas, nosotros planteamos como lecciones aprendidas que las medidas tienen que se transitorias, teniendo en cuenta el desarrollo de una pandemia tan larga y el cansancio de toda la ciudadanía; por lo tanto tienen que tener un inicio y un fin”. “En este sentido, en el decreto provincial está estipulado que las actividades presenciales educativas se retomarán el lunes 10 y lo que establece el decreto se va a cumplir".

Reafirmó que "la definición de suspender las clases presenciales en estas ciudades se toma en función de la necesidad de reducir la circulación de personas vinculada al movimiento que genera el ingreso y egreso de la comunidad educativa y no en función de lo que ocurre dentro de los establecimientos, ya que los protocolos se vienen cumpliendo con mucha rigurosidad y buenos resultados. Es una medida que se enmarca en la característica de transitoria, focalizada en ciudades con mayor densidad poblacional, donde nosotros concentramos casi el 48 por ciento de la población entrerriana. Y no es una medida aislada, sino que se busca que se pueda trabajar con otras medidas que tengan que ver con el monitoreo del cumplimiento de los protocolos en todas las actividades".

Controles

En cuanto a los controles, mencionó el caso del transporte, que “no solo tiene que tener el cumplimiento del aforo interno, sino también de la ventilación cruzada, que es muy importante, así como el uso obligatorio del barbijo".

La ministra también destacó el trabajo que se viene haciendo regularmente con la policía y agentes de tránsito de los municipios en el control del tráfico, lo que es importante en virtud de los ingresos por accidentología vial en los servicios de salud. “Eso también complica a la hora de disponer de mayor capacidad operativa en el sistema sanitario”, comentó Velázquez.

Luego indicó: “Nosotros vamos administrando una pandemia con las responsabilidades lógicas que nos cabe a quienes estamos al frente de la cartera para seguir desarrollando alternativas y el fortalecimiento de los servicios. Hora a hora se van reconfigurando las modalidades de organización en función de lo que nos va imponiendo la pandemia”.

Se refirió a los objetivos planteados para estos momentos y también a la incidencia que puede tener la llegada del frío. “Lo que nosotros buscamos es que este amesetamiento de casos sea bajo y que lo podamos administrar, no como ocurre en estos momentos que son entre 400 o 500 casos diarios lo que nos complica”, comentó y agregó: “La llegada del invierno favorece la circulación de los virus respiratorios, el año pasado no los tuvimos en cuenta porque teníamos un aislamiento social casi completo, mientras que ahora están en marcha muchas actividades. No obstante, lo que siempre hay que tener en cuenta es que en el invierno la gente busca resguardarse en lugares cerrados, y es necesario ventilar los ambientes para que circule el aire. Es una recomendación la ventilación cruzada de los ambientes y priorizar, en los horarios que se pueda soportar el clima, elegir los espacios al aire libre, además de las recomendaciones archiconocidas como el aislamiento, el tapaboca y el lavado de manos”.

Vacunación

En otro orden, la ministra hizo referencia a la marcha de la vacunación contra el Covid en la provincia y comentó: “Venimos con un ritmo muy importante de vacunación. Venimos muy ordenados en función de la población objetivo que nos trazamos, particularmente teniendo en cuenta el concepto de que se trata de una vacunación amigable, con calidad de atención y sin espera. Por eso dispusimos diferentes centros para organizar el proceso de inoculación, que tiene que ver con el registro y la recepción para la vacunación que es programada, que además es voluntaria por lo que los turnos se deben armar a partir de ello”.

Por otra parte, comentó: “Lo que establecimos es llegar lo antes posible a la población de mayor de 60 años y nuestra provincia ha cumplido cabalmente con esos parámetros. En mayores de 70 años hemos llegado a más del 80 por ciento”.

Explicó que la población objetivo se estableció por vacunaciones anteriores y por el padrón electoral y acotó que en las personas de entre 60 y 70 años no hubo la intención de vacunarse de acuerdo a lo que se esperaba, sobre todo en las ciudades de mayor densidad poblacional”.

Agregó que actualmente se está vacunando también a personas de entre 18 a 59 años con factores de riesgo priorizados, como con obesidad y diabetes, y que ya se han vacunado a todas las personas dializadas y con fibrosis quística.

“Seguimos recibiendo vacunas y seguiremos vacunado en la medida que vaya llegando. Todas las semanas llegan dosis y se van distribuyendo con una logística muy aceitada y los equipos desarrollan la programación de acuerdo a los turnos que se van recibiendo. El ritmo es muy importante y por eso estamos con mucha expectativa con esta herramienta sanitaria. Pero necesitamos también el acompañamiento de la población en el cumplimiento de las medidas para mantener el estatus sanitario”, indicó la ministra.

Fuente: radio la voz 901
Coronavirus

Teclas de acceso