Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
OPINIÓN

CARRIÓ SALVÓ A MACRI DE UNA DERROTA CATASTRÓFICA; EL INDEC, EL PLAN B

Por Lucas Carrasco

Carrió salvó al gobierno: porque hoy el bloque Gendarmería no tenía los votos - de haber tenido el quórum, perdía la votación-. Es matemático el asunto, no hay nada complejo.

Los que daban quórum no todos votaban la ley. Por lo tanto, si ni siquiera alcanzaron el quórum (la mitad más uno) Si el FPV se sentaba, ganaban la votación.

Posteriormente, el proyecto volvía en revisión al Senado y el PJPRO y Cambiemos no tienen 2/3 para ratificarla.

¿Por qué la oposición no se avivó de dar quórum y votar en contra? No sé, supongo que desconfiaban de los que daban quórum y luego votarían en contra.

Tenés tres bloques: los opositores, el bloque Banelco (vota con el culo: da quórum pero después se opone a los gritos) y el bloque Gendarmería. Los números daban para que pierda el bloque Gendarmería, pero el bloque opositor duda de la conducta del bloque Banelco.

Pero no hubo una "fuerte derrota de Cambiemos", como titulan algunos medios. Al contrario, hubo un empate, gracias a Carrió y los opositores. De común acuerdo. A los gritos y trompadas, como son los acuerdos en Argentina.

Por eso es que Carrió, en otra innovación mundial que Argentina le regala a mundo parlamentario, "levantó" uuna sesión que nunca empezó. Y no empezó porque de haber tenido quórum, no tenían los votos para aprobarla.

El cálculo del bloque Gendarmería era que los opositores no iban a bajar nunca. Por ende, conseguían quórum, votaban y se aprobaba con 100 votos afirmativos y 30 negativos.

Si los opositores se sentaban y la sesión empezaba, la rebaja a los jubilados no se aprobaba: 100 votos positivos, 130 en contra, el resto abstenciones o ausentes. Volvía al Senado, donde nadie tiene 2/3.

Carrió se avivó de ésto y levantó una sesión que nunca comenzó, evitando una derrota legislativa catastrófica. Un control de daños estupendo. Magistral. Propio de Carrió.

A las oligarquías provinciales de Mendoza, Salta, La Rioja, no les suben ni un solo impuesto y todo eso, a cambio de nada. Porque el ajuste jubilatorio murió sin pena ni gloria.

El socialismo santafesino, el PRO bonaerense y el peronismo entrerriano y cordobés, en cambio, tendrán que lidiar con sus oligarquías provinciales cuando no se pueda sacar el 5% de retenciones a la soja.

En el gobierno ya sabían que ésto no salía. Así que apelando a las tradiciones argentinas actuaron: "Si no puedes cambiar los índices de actualización de haberes, cambia el INDEC", parece ser la máxima.

Conclusión: no se va a modificar el cálculo de actualización de las jubilaciones, pero se va a retocar el INDEC, que brinda los insumos para ese cálculo.

Todos los gritos y la histeria en el Congreso fue muy lindo, pero mientras tanto volvió la vieja y clásica intervención al INDEC, que es dónde realmente se cocinan las fórmulas de actualización por inflación, déficit, crecimiento, etc, etc.

Es una verguenza que nuestros diputados estén a los gritos insultándose. Eso solo pasa en países africanos como Corea del Sur, Bélgica o España.

Fuente: Radio La Voz
OPINIÓN

Teclas de acceso