Saltar menúes de navegación e información institucional Teclas de acceso rápido
OPINIÓN

El nuevo "Chavo del Ocho"

-

En la conocida vecindad de El Chavo, todo pasaba por su culpa. "Tenía que ser El Chavo del Ocho", decía Don Ramón, antes de aplicarle esos coscorrones que hoy tanto revuelo causarían, en la TV, o en la vida cotidiana.

Todo lo malo que pasaba en la vecindad, ocurría por culpa del Chavo... y si no, también tenía la culpa, hasta que el verdadero responsable asumía sus culpas. Solo al final del capítulo, el Chavo quedaba limpio y envuelto nuevamente en ese manto de inocencia que tan bien supo lograr su creador, Roberto Gomez Bolaños.

Hoy, parece haber un nuevo Chavo del Ocho.

Los funcionarios de la comuna han encontrado en los últimos cortes de luz, la excusa perfecta. 30 minutos de falta de suministro eléctrico, bastan y sobran para argumentar días completos de problemas en el suministro de agua.

Incluso se le atribuyó a la empresa de energía, la rotura de una bomba por falta de mantenimiento. Todo vale al momento de justificar problemas que asombran por su novedad. Con Blanca, esto no pasaba.

La idea parece haber "prendido" entre los diferentes funcionarios, o bien, alguien la sugirió con énfasis, ya que se pudo conocer que también el Servicio de Atención al Vecino, más conocido como "147", salió de servicio... adivinen por qué??? Si!!! Por el corte de luz!!!!

Ahora bien, la comunicación oficial de esta nueva "travesura" de El Chavo, llegó un día después del "Dia D". Pobre 147... nadie se acuerda de él, ni siquiera cuando tendrían una buena excusa para justificar su falta de funcionamiento.

Como esas infantiles tramas, donde todos ven quien es el culpable, pero El Chavo sigue cargando la responsabilidad hasta el final, la idea del guión se va develando.

Y como siempre, incluso si la responsabilidad llegara a golpear la puerta de algún funcionario, se aplica el método que hasta ahora los ha dejado bien parados en la prensa local - salvo para el lector de Radio La Voz -: Primero se niega, rotundamente. Y después, se habla de la posibilidad de denunciar judicialmente, de la libertad de toda persona de presentarse a la Justicia.

Total... si por algún motivo esa denuncia llegara a prosperar y a avanzar en los amañados estrados, la respuesta también está diagramada: "Fue sin querer queriendo".

Fuente: Radio La Voz
OPINIÓN

Teclas de acceso